advertisement

Servicios se expanden a medida que los Latinos sientan raíces en Columbia

Tuesday, July 31, 2012 | 6:00 a.m. CDT; updated 12:02 a.m. CDT, Friday, August 3, 2012
Columbia is expanding its resources to provide services to the growing Latino population. Columbia está aumentando sus recursos para proveer servicios a la creciente población latina.

Nota del editor: Este artículo tiene tanto una versión en inglés como una en español en línea. Fue traducido por Tatiana Fernández, oriunda de República Dominicana.

COLUMBIA – Stacey Alvarez Fuentes, 10, ha sido “Ciudadana del Año” en la escuela de Blue Ridge Elementary, por dos años consecutivos. En un reciente sábado, la estudiante sobresaliente de matemáticas se acurrucaba en el sillón reclinable de la familia en la sala leyendo, “Ella the Rose Fairy” junto a su hermana, Jasmin, 7, quien leía “Louise the Lily Fairy.”

MoreStory


Related Media

Related Articles

En el piso debajo de ellas, Juanito, 4, dejaba caer bloques dentro de un camión de reciclaje naranja, para luego arrastrarlo por la alfombra y contra la pared.

Las hermanas a veces pelean en inglés, porque creen que su madre, Martha Fuentes, no las puede entender. Martha se mudó a Columbia hace 10 años desde Toluca, México, y dice que sus hijas no la pueden engañar. Está aprendiendo inglés lentamente de las películas, los dibujos animados que ven las niñas y un diccionario español-inglés de portada amarilla colocado cuidadosamente debajo del televisor.

La familia Alvarez Fuentes ama Columbia porque la encuentra tranquila y bonita. Son parte de una moda demográfica que es notable en el aumento de los números del censo y de los servicios en español alrededor de Columbia.

Algunos negocios y servicios sociales – en fe, finanzas, salud y cuidado infantil, por ejemplo – están esforzándose para satisfacer las necesidades de clientes que hablan el español más cómodamente que el inglés. Se han adaptado contratando más empleados que saben el idioma y hasta creando nuevos puestos. Es un pequeño pero notable paso hacia disminuir la siempre presente brecha del lenguaje.

La población hispana de Columbia ha aumentado en un 115 por ciento desde el año 2000, con un estimado de 3,729 latinos viviendo aquí al momento, según el censo. Los casos de los que se tiene conocimiento sugieren que la recesión y las políticas punitivas de migración  han disminuido el numero de inmigrantes indocumentados. El abogado George Batek, quien habla español, dice que está recibiendo menos visitas sin cita y clientes de la industria de restaurantes. La menor demanda de trabajadores para la construcción y la agricultura ha impulsado a algunos clientes a abandonar el área, dijo.

Sin embargo, muchos inmigrantes que han venido a Columbia están aquí para quedarse.

“Las familias con niños se adaptan a un lugar y raras veces piensan en dejarlo,” dijo Rosa Nava, quien se instaló en Columbia desde el suroeste de Missouri hace ocho años con su esposo y tres hijos.

Hay señales por toda la ciudad de una población que está sentando raíces.

El lenguaje de la fe

El Padre Herb Hayek inició su servicio como pastor en la Iglesia Sagrado Corazón (Sacred Heart Church) en el centro de Columbia el primero de julio, luego de mudarse desde River Forest, Ill. Le ofrecieron el puesto porque habla español, el cual aprendió estudiando en Costa Rica y Bolivia.

Un domingo de julio, 150 personas asistieron a la misa en español de la 1:00 p.m.

Hacia el final del servicio, las voces de los niños hacen eco dentro de la cúpula de ribete dorado. Los asistentes levantan sus brazos, con las palmas hacia el cielo, y unen sus manos a lo largo del banco.

El Padre Hayek dirige la Oración en español.

“Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre…”

Hayek se enreda levemente con algunas palabras durante la misa. Dice que no considera que habla el idioma con fluidez.

“Es una experiencia humilde,” dijo. “Tú no eres el nativo; eres una persona de fuera.”

Las pertenencias de Hayek están todavía en cajas, y aprender sobre Columbia y las necesidades de Sagrado Corazón están en el tope de su lista de “cosas por hacer.”

“Estoy sólo en el proceso de hacer muchas preguntas, y conocer mucha gente, y ver qué necesita hacerse,” dijo.

Al igual que en otras congregaciones en las que ha trabajado anteriormente, integrar las congregaciones en inglés y en español probablemente será un reto.

“¿Qué tan bien podemos lograr mezclarlas y que funcionen bien juntas?” se preguntó.

Los bancos no estaban siempre tan llenos durante las misas semanales en español.

Oriunda de México, Naca recuerda lo escasa que una vez era la asistencia a los servicios en español, y los pocos recursos que habían disponibles en toda Columbia cuando ella llegó.

“No conocía ni un solo intérprete, no conocía los doctores que podían hablar español,” dijo. “Pero ahora existen.”

Hoy en día, no sólo Sagrado Corazón está llena los domingos. Nava enumera otros tres lugares de adoración en español que han surgido desde que se mudó aquí – y esos son sólo los que le vienen a la cabeza al momento.

Nava puede manejarse en inglés, pero dice que comunicarse con la gente en Columbia nunca ha sido un problema porque uno de sus hijos siempre está presente para servirle de intérprete.

Nava toma clases de inglés y se esfuerza en aumentar su vocabulario, aunque dice que la gente en Columbia ha sido amable con ella cuando el idioma le falla, como los doctores en la clínica quienes adivinan la palabra que está intentando decir, o los profesores en la escuela de sus hijos, quienes buscan intérpretes para comunicarse con ella.

“La gente se está adaptando a la población que está llegando,” dijo Nava.

Comunicando Salud

Recientemente, University Hospital contrató a Sara Riek como la segunda intérprete al español a tiempo completo del sistema de Cuidado de la Salud de MU. El primer puesto fue creado en 2005. El primer día de trabajo de Riek fue el 25 de junio, aunque había trabajado a medio tiempo durante tres años.

Cuando Riek inicialmente trabajaba en el hospital, dijo, asistía a dos o tres pacientes al día. Hoy en día puede llegar a asistir hasta siete.

“Tenemos una demanda tan alta,” dijo Riek. “La demanda aumenta cada día.”

Esto sorprendió a Riek. Ella se crió bilingüe en el suroeste de E.E.U.U., hablando español en casa e inglés en la escuela, así que nunca experimentó la barrera idiomática que enfrentan sus pacientes.

Cuando los pacientes llegan al hospital – para cualquier consulta desde visitas a la sala de emergencias y chequeos,  hasta seguimientos luego de cirugía – y necesitan ayuda hablando con los doctores, con el departamento de facturación o los laboratorios, Riek está presente.

“Pueden contar con que estemos ahí para nuestros pacientes desde el momento en que llegan hasta que se van,” dijo Riek.

Ser capaz de “hacer una diferencia” es gratificante, dijo.

“La mayoría de ellos están agradecidos de que estamos ahí,” dijo Riek. “Reciben el cuidado necesario.”

Otros hospitales y clínicas alrededor de Columbia también contratan profesionales médicos que hablan español, incluyendo el Family Health Center y Boone Hospital Center.

Una trabajadora social bilingüe ayudó a Martha Fuentes cuando ésta estaba embarazada de Stacey hace diez años. La misma continuó a escoltarla de una cita médica a la otra durante dos años después de Martha dar a luz.

Hoy, si la familia de Martha necesita ayuda, ella está segura de encontrar cuidado de la salud en español, aunque un intérprete esté disponible sólo por teléfono.

Adaptándose a nuevas familias

Cambios demográficos recientes en el centro de Missouri se han expandido a lo largo de los ocho municipios donde Mernell King dirige Head Start, un programa con fondos federales que provee cuidado infantil y educa familias.

Más y más padres estaban inscribiendo a sus hijos en el programa pero no podían comunicarse con los profesores de Head Start ni con los administradores.

King se dio cuenta que los niños de habla hispana aprendían el inglés rápidamente. Pero era una lucha para los padres, quienes tenían miradas perdidas en sus rostros mientras el equipo de Head Start explicaba los requisitos del programa, recordaba King. Se volvió un problema ético.

“Les estábamos pidiendo a las personas que firmaran documentos oficiales y ellos no tenían ni idea de lo que estaban firmando,” dijo King.

Los niños se convirtieron en el conducto de información entre padres y profesores – incluyendo detalles sobre sus propios malos comportamientos.

“Veíamos a los niños ser puestos en una posición en la cual no debían estar, ayudando a hacer funcionar nuestros trabajos,” dijo King. “Era un problema.”

Hace cinco años King creó un nuevo puesto, especialista en servicios de interpretación, actualmente ocupado por Pilar García Bretón, oriunda de Santiago de Chile.

García Bretón guía a los padres de habla hispana a través de la pila de documentos – ahora traducidos al español – y busca maneras de involucrarlos en el programa. También verifica que intérpretes simultáneos estén presentes en las reuniones de padres, donde la información se comunica en español a través de auriculares especiales a cada persona que lo necesite.

“Parece las Naciones Unidas,” dijo King.

Hoy, en Columbia, alrededor del 10 por ciento de los niños que asisten a Head Start vienen de hogares donde se habla español – un aumento significante en comparación con cinco años atrás. En otros municipios, como Audrain o Moniteau, son el 40 por ciento.

El manual de padres ahora es bilingüe, al igual que el menú de desayuno, almuerzo y meriendas que comen los niños en Head Start. Esto incluye manzanas en rodajas y galletas de graham o Graham crackers, en el menú de meriendas un lunes.

Alguna comida local no se traduce tan fácilmente.

“No hay ‘Sloppy Joe’ en español,” dijo García Bretón.

García Bretón aspira convertir el programa todavía en más bilingüe. Le gustaría que los niños aprendieran en inglés y en español en días alternados. La educación en dos lenguas pudiera empezar tan pronto como en otoño de 2013 en el centro de Head Start de la calle Worley, aunque los detalles todavía se están trabajando.

De boca a boca

Commerce Bank es uno de los bancos que ya ofrece ayuda en español para los clientes en Columbia. Al momento existen cuatro empleados bilingües que han sido contratados en los últimos 10 años. Tres de éstos trabajan en sucursales específicas; otra persona va donde la necesiten.

Valerie Shaw, directora de ventas al por menor en la sucursal de Ninth y Broadway, trabaja para asegurarse que la recepción del banco, las filas de los cajeros y los servicios de préstamos de hipotecas sean representativos de la comunidad más amplia.

“Tener empleados que hablen español y folletos en español es algo que reconocemos es importante,” dijo Shaw.

También ayuda que los clientes contentos traen a sus amigos y familiares a hacer negocios en el banco.

“Clientes satisfechos dejan saber a la gente que pueden ir a Commerce, pueden ir a esta sucursal o a aquella, y ser capaces de comunicarse,” dijo Shaw.

Durante su década de residencia, Martha Fuentes ha aprendido cómo negociar la barrera idiomática y conseguir los productos y servicios que necesita. También se ha dado cuenta de cómo Columbia está cambiando para adaptarse a los latinos: Walmart vende mezclas de sopa mexicana y mole, Dollar General ofrece harina de maíz y galletas, y Moser’s hasta tiene nopales frescos.

Stacey Alvarez Fuentes y sus hermanos, Jasmin y Juanito, han vivido en Columbia todas sus vidas y nunca han visto la tierra natal de sus padres.

Stacey tiene la idea de mudarse a California y convertirse en una diseñadora de modas algún día, pero aparte de eso, nunca piensa irse de Columbia.

“Sientes que vas a vivir aquí para siempre,” dijo Stacey. “Simplemente es increíble.”

La editora supervisora es Katherine Reed.


DIGANOS: ¿Cómo quisiera ver a Columbia adaptarse a las necesidades de las personas que viven aquí? Nos encantaría escuchar sus opiniones y experiencias. Envíelas a submissions@columbiamissourian.com.


Like what you see here? Become a member.


Show Me the Errors (What's this?)

Report corrections or additions here. Leave comments below here.

You must be logged in to participate in the Show Me the Errors contest.


Comments

Skip Yates August 1, 2012 | 9:50 a.m.

How cute...an article repeat in Spanish. Only in America!

(Report Comment)

Leave a comment

Speak up and join the conversation! Make sure to follow the guidelines outlined below and register with our site. You must be logged in to comment. (Our full comment policy is here.)

  • Don't use obscene, profane or vulgar language.
  • Don't use language that makes personal attacks on fellow commenters or discriminates based on race, religion, gender or ethnicity.
  • Use your real first and last name when registering on the website. It will be published with every comment. (Read why we ask for that here.)
  • Don’t solicit or promote businesses.

We are not able to monitor every comment that comes through. If you see something objectionable, please click the "Report comment" link.

You must be logged in to comment.

Forget your password?

Don't have an account? Register here.

advertisements